lunes, 2 de marzo de 2009

El cielo y el infierno.



Cuenta una leyenda que el discípulo le preguntó al su maestro:

- Dime Maestro,¿cuál es la diferencia entre el cielo y el infierno?.

A lo que el Maestro le respondió:

- Es muy pequeña, sin embargo tiene grandes consecuencias. Ven te mostraré el infierno.

Entraron en una habitación donde un grupo de personas estaba sentado alrededor de un gran recipiente con arroz, todos estaban hambrientos y desesperados, cada uno tenía una cuchara tomada fijamente desde su extremo, que llegaba hasta la olla. Pero cada cuchara tenía un mango tan largo que no podían llevársela a la boca. La desesperación y el sufrimiento eran terribles.

-Ven, dijo el Maestro después de un rato, ahora te mostraré el cielo.

Entraron en otra habitación, idéntica a la primera, con la olla de arroz, el grupo de gente, las mismas cucharas largas pero, allí, todos estaban felices y alimentados.

- No comprendo, dijo el discípulo, ¿Por qué están tan felices aquí, mientras son desgraciados en la otra habitación si todo es lo mismo?.
-¿No te has dado cuenta?, sonrió el Maestro, como las cucharas tienen los mangos muy largos, no se pueden llevar la comida a la boca, pero aquí, en el cielo, han aprendido a alimentarse los unos a los otros.

Cuento oriental.


Supongo que la línea que separa el cielo del infierno es muy delgada, pero solamente nosotros decidimos en que lado de la línea deseamos vivir.


Biel Pons

6 comentarios:

Carol López dijo...

Biel aquesta foto es espectacular.
Es tractament m'encanta.
Avam si ens veim prest ;)

manu dijo...

... Primera visita.
El cuento está muy bien, me ha sorprendido. Excepto por el hecho de que ni el cielo ni el infierno existen en realidad. Nuestra realidad, la única que existe y la que tenemos que cambiar a nuestro antojo.
La foto indigna, por lo que tiene detrás. De verguenza ajena, África no necesita limosnas ni educar en la mendicidad, sino otra cosa, que los turistas empiecen por no participar del montaje tal y como está actualmente.
Buena foto, sí, porque ha conseguido hacerme reaccionar a ella.

Jaume Goñalons dijo...

Felicitats per un altre meravellosa foto teva que comparteixes amb nosaltres. La vaig veure al diari diumenge i me va impresionar molt. Vingueren a mi molts records dels meus viatges i els filles que allà he trobat.

Idaira y Tariku dijo...

Simplemente Precioso.

www.laadopciondetariku.blogspot.com

Besos

Catx dijo...

Genial Biel, un 10!!!

Biel Pons dijo...

En respuesta al comentario de Manu, quisiera hacer un par de aclaraciones

Yo tampoco creo en un cielo y un infierno, al menos en un plano metafísico, pero si que hay cielo y un infierno en este mundo, y este está mucho más cerca de nosotros de lo que pensamos.

Lo que hay detrás de la foto, te indigne o no, es la cruda realidad y esto es lo que pretendo mostrar y desde luego no como turista, al menos en mi caso.

Dices que África no necesita ser educada en la mendicidad, posiblemente, pero hay muchos pasos que hacer antes y en cuanto a lo de la limosna, a largo plazo se tienen que dar las condiciones necesarias para que los países subdesarrollados puedan subsistir por sus propios medios, pero a día de hoy necesitan de los países ricos para poder subsistir.

Me alegro de que la foto te haya gustado, pero sobretodo de que te haya emocionado y si de todas las personas que se hayan emocionado viendo la foto al menos una pase de la emoción a los hechos, yo ya me doy por satisfecho.