sábado, 8 de marzo de 2008

Consternación.

Consternación es lo que siento después de conocer la terrible noticia, producida ayer, del asesinato de Isaías Carrasco por parte de los asesinos de ETA. En primer lugar, desde este humilde blog, mi más sincero pésame a la familia, amigos y compañeros de Isaías y mi más enérgica repulsa para todos aquellos que quieren imponer sus ideas mediante la violencia. En segundo lugar una pequeña reflexión para aquellos que justifican la violencia como medio para conseguir sus fines, realmente quieren, que, estos miserables, capaces de matar a sangre fría a los que creen en la democracia y en la libertad, a estos es a los que quieren para gobernar sus vidas.
Quiero expresar también desde aquí mi más sentido pésame a la familia de Mari Luz, la niña desaparecida en Huelva y de la que, también en el día de ayer, se encontró su cuerpo sin vida

1 comentario:

STEVE dijo...

ME UNO A ESE SENTIMIENTO...
PRECIOSAS IMAGENES TIENES
UN ABRAZO